MARIA CHER diseñadora que supo crecer

Publicado por Luciana Dolmen el 20 abril, 2010 | Sin Comentarios »

“Fui muy mandada”, recuerda María Cherñajovsky. “Abrí el 13 de septiembre de 2001, dos días después que se cayeron las torres y en plena crisis”, rememora. En ese entonces, sólo eran dos personas.

Hoy trabajan más de cien empleados para ocho locales propios y más de setenta que venden sus dos marcas: Maria Cher y A.Y. Not Dead. Pero la masividad no le quitó la vanguardia. ¿Cuál es su secreto? “Una apuesta que valora mucho el diseño, pero no deja de pensar que la ropa tiene que usarse y que hay varios cuerpos. Pero el valor agregado está en el cuidado de las telas y las texturas, y priorizar mucho la comodidad sin descuidar la tendencia.” El otro punto es que María no mira las temporadas europeas que ya pasaron, sino que pone foward en lo que va a venir: “Somos una marca de vanguardia.

Yo saco un pantalón y no lo vendo bien y la temporada que viene lo sacan todos porque siempre voy un poquito más adelante”. No tranza, pero sí convive con la moda para no volverse una diosa alternativa de su propio espejo, sino para lograr reflejarse en los espejos ajenos: “No quiero ser esnob, quiero que la gente use mi ropa, con el límite de que mi estilo sea genuino”, reafirma. Aunque, más allá de sus diseños, hay un secreto en el empuje de María: “Mi marido, Gabriel Brener, diseñador y licenciado en Administración de la UBA.

Mi crecimiento tiene mucho que ver con el apoyo de él: mi marido, mi socio y el padre de mis hijos (Fausto y Alma). Ellos son mi verdadera prioridad”.

Compartir